Receta en el sitio web oficial

De acuerdo con la American Academy of Orthopaedic Surgeons, el consumo de tabaco es otro de los hábitos que pueden dañar las articulaciones. No solo porque aumenta el riesgo de padecer osteoporosis, sino también porque: reduce el aporte de oxígeno a los huesos y tejidos del cuerpo, dificulta la cicatrización de heridas y consolidación de fracturas, perjudica la absorción del calcio de la dieta y descompone el estrógeno. Además, la nicotina ralentiza la producción de células formadoras de hueso.

Sobre la alimentación también es importante conocer que existen algunos alimentos que se deben evitar si se sufre de dolor articular, ya que pueden incrementar la intensidad del dolor. Mejor con Salud los señala:

Leche y sus derivados.
Maíz.
Carnes rojas.
Salsa de soya.
Refrescos azucarados.
Harina de trigo.
Comidas rápidas.
Margarina.
Sal.